Inicio / Trucos y Recetas Base / Patatas para Guarnición

Patatas para Guarnición

Las patatas para acompañar o guarniciones de patata consisten en distintos preparados cocidos, rehogados o fritos que sirven de acompañamiento a una pieza de ave, carne o pescado, normalmente. Pueden formar parte de la decoración del plato o servirse aparte pero, siempre debe buscarse la armonía de sabores y el contraste de texturas.

Hoy vamos a preparar una receta de patatas para guarnición que la englobamos dentro de nuestro apartado de recetas base porque, como veremos más adelante, vamos a poder aprovechar su realización para distintos platos. En este caso, nosotras las preparamos para hacer las mini hamburguesas de ternera

Qué necesitamos para hacer patatas para guarnición

  • 100 gramos de aceite de oliva virgen
  • 2 dientes de ajo laminados 0 120 gramos de cebolla en tiras
  • 600 gramos de patatas para freír en rodajas de 3-4 mm
  • 100 gramos de agua
  • 1 cucharada de sal
  • 10 ramos de perejil picado
  • 1 cucharadita de vinagre

A cocinar!

1. Coloca la mariposa en las cucharillas y pon en el vaso el aceite y el ajo (o cebolla) y sofríe 4 minutos a 120 ªc , giro inverso, velocidad cuchara

guarnición de patatas con thermomix

2. Añade las patatas cortadas como para tortilla, el agua, la sal y el perejil. Rehogamos durante 14 minutos a 120ºC velocidad inversa y velocidad cuchara

3. Añadimos el vinagre y mezclamos con la espátula. Volcamos las patatas en una fuente y servivmos.

patatas para guarnición

Sugerencias

Con este plato tenemos unas patatas para acompañar tanto guisos de carne, como pescado, huevos y aves. Si, además, utilizas la cebolla como alternativa, tendrás lista la base para una jugosa tortilla de patata. Puedes emplear lo que te ha sobrado o planificar más cantidad para, por ejemplo, preparar al día siguiente la tortilla en mucho menos tiempo.

Tampoco podemos olvidar otra forma de customización de esta receta de patatas para guarnición y es preparar un puré de patata, mezclándolo con mantequilla.

No olvides que, a la hora de presentar el plato, el ingrediente principal no debe estar cubierto por las guarniciones.

Trucos y consejos sobre las patatas

Si se ponen a remojo una vez peladas, las patatas pierden su almidón, lo que es aconsejable si queremos que no se apelmacen y queden crujiente pero sus vitaminas se quedan en el agua.

Para comprobar que una patata esté cocida se introduce la punta de un cuchillo por el centro. Si la patata no sube con la hoja al levantar el cuchillo, está lista para comer.

Las patatas nuevas no se pelan porque su carne se deshace.

El puré de patatas no debe hacerse nunca con variedades “nuevas” ni triturarlas en la batidora, ya que su resultado es “gomoso”. Emplea patatas tardías y utiliza el pasapurés.

Otras ideas de guarniciones de patatas

Patatas aromáticas. Se pelan patatas de tamaño similar y se cortan en lonchas muy finas. Se unen de dos en dos colocando entre ellas una hoja de perejil, hierbabuena, albahaca… Después se fríen en abundante aceite caliente.

Nidos de patatas paja. Se cortan las patatas paja pero sin mojarlas para no perder el almidón y se rellena un molde haciendo forma de nido. Se fríen en aceite caliente hasta que doren y, después, se rellenan con verduras, huevos de codorniz…

Patatas soufflé. Se cortan las patatas en ruedas de medio centímetro de espesor y se fríen una a una en una sartén con abundante aceite pero no muy caliente. Cuando suban a la superficie se sacan con la espumadera y se sumergen en aceite muy caliente un instante para que inflen.

Patatas gratinadas. Se colocan en el fondo de una fuente de horno una capa de patatas cortadas en rodajas finas. Se espolvorea por encima con ajo y cebolla picados muy finos y sal. Hacemos varias capas iguales y terminamos cubriéndolas con leche y nata a partes iguales. Tapamos la fuente y las metemos en el horno durante 1 hora. Al sacarlas las espolvoreamos con queso rallado y añadimos unas bolitas de mantequilla y gratinamos.

Patatas doradas. Elegimos unas patatas redondas, nuevas y las pelamos. Las colocamos en una sartén honda y las cubrimos de aceite frío y las cocemos a fuego lento. Cuando están tiernas, subimos el fuego para que se doren.

Patatas paja. Lo mejor es cortarlas con ayuda de una mandolina, pero si no tienes hazlas muy finas y alargadas. Lávalas para que suelten todo el almidón y cúbrelas con agua en un recipiente y mételas en el congelador durante una hora. Sécalas, échales sal y fríe en abundante aceite caliente. No llenes mucho la sartén para que no se peguen unas a otras. Quedarán muy crujientes.

Resumen
recipe image
Receta
Patatas para Guarnición
Publicada
Tiempo de Preparación
Tiempo en Thermomix
Tiempo Total
Rating
51star1star1star1star1star Based on 8 Review(s)